FAQs

Aquí detallaremos consultas frecuentes que hemos recibido a lo largo del tiempo…

Existen un sinfín de situaciones o dudas comunes que se presentan al tener que realizar instalaciones o cuando se buscan determinados tipos de lámparas led, asi que aquí detallamos las más comunes.  Con suerte encontrará rápidamente una respuesta a sus dudas…

Actualmente la tecnología LED puede sustituir prácticamente cualquier fuente de luz convencional, aunque, debido a su rápida amortización, está especialmente indicada para aplicaciones donde las luminarias se queden encendidas ininterrumpidamente muchas horas al día.

Las bombillas LED, como todos los productos tecnológicos, tienen una vida limitada. Sin embargo las bombillas de tecnología LED son muy duraderas (35.000/50.000 horas) y dejan de funcionar sólo cuando su dispositivo electrónico interior se funde.
Hay que tener en cuenta, además, que no todas las bombillas que se distribuyen actualmente tienen la misma calidad.

El ahorro energético al sustituir nuestras bombillas por LEDs dependerá sobre todo de la cantidad de horas que las tengamos encendidas (más horas encendidas mayor ahorro) y del tipo de bombilla que vamos a sustituir. Una bombilla LED consume aproximadamente tres veces menos que una de bajo consumo y ocho veces menos que una bombilla incandescente o foco halógeno.

Aunque las bombillas LED generan muy poco calor respeto a las tradicionales (aproximadamente un 80% menos respeto a las halógenas), hay que prestar atención a que estén provistas de un buen disipador de calor y que estén instaladas en un lugar ventilado.

No. Los LEDs emiten muy poco calor, no sufren cambios bruscos de temperatura y por tanto no les afecta el encendido y apagado. Por tal motivo es mejor apagar la luz cuando no se necesite, ya que, además de ahorrar energía, se contribuirá a que las lámparas se enfríen, alargando su vida útil.

Sí, los LEDs de color blanco frío contienen menos fósforo y su eficiencia es un poco mayor que la de los LEDs de color cálido.

El encendido del LED se produce instantáneamente, generando el 100% de la luz desde el primer momento, sin parpadeos ni fases de arranque.

Puede pasar que el interruptor corte el hilo neutro en vez del hilo de fase y los LEDs se queden conectado a este. Si esto sucede en una lámpara conectada directamente a la red (por ejemplo, las que se colocan en el techo) significa que la instalación eléctrica no cumple la normativa, que obliga a que los interruptores corten siempre la corriente en el hilo de fase. Si sucede en una lámpara conectada a la red mediante un enchufe, se soluciona desenchufando y volviendo a enchufar con la posición de las clavijas al revés de cómo estaba enchufado antes.

Un driver es una pequeña fuente de alimentación electrónica que llevan los LED y que les suministra la tensión y los amperios necesarios para funcionar.

Siempre que exista la posibilidad de elegir, es mejor instalar la luminaria LED que tenga el driver externo. De esta forma separamos el driver del chip LED que es el principal foco de calor.

Como norma general no, se debe utilizar un regulador o dimmer especial para bombillas LED, puede encontrarlos en nuestra tienda online.

si las lámparas halógenas que tiene conectan directamente a 220v, entonces tiene que utilizar lámparas GU10 o E27 según el tipo de conexión.  Si por el contrario funcionan a 12V conectadas a un transformador, necesitará lámparas MR16. La sustitución se realiza fácilmente, simplemente basta con cambiar la bombilla sin hacer adaptación en la instalación eléctrica.  Se debe tener en cuenta que si la instalación es regulable en intensidad, deberás escoger bombillas que admitan regulación (dimmable) y que el regulador sea compatible con LED.

Tiene alguna duda?

No todos pueden saber todo, asi que si tiene algún tipo de duda en la que podamos ayudarle, con mucho gusto lo haremos..

CONTÁCTENOS